Saltear al contenido principal
942 571 376 609 411 879
Las Cataratas De Perros Y Gatos

Las Cataratas de perros y gatos

Las cataratas consisten en la pérdida de transparencia del cristalino, que es la lente que ayuda al ojo a enfocar.
Con la edad, el cristalino se vuelve más opaco. Podemos decir, por lo tanto, que la causa más frecuente de aparición de cataratas es el envejecimiento.
Sin embargo, hay otros condicionantes que pueden provocar su aparición a edades más tempranas:

-Traumatismos y lesiones del ojo.
-Procesos infecciosos e inflamatorios.
-Enfermedades sistémicas como la diabetes.
-Trastornos hereditarios (cataratas congénitas).

El ojo blanco es la imagen típica de las cataratas de perros y gatos, pero antes de llegar a este extremo, podremos observar en ellos dificultades para ver de noche y para reconocernos cuando nos alejamos. Con frecuencia, se golpeará contra los objetos, ya que la visión irá disminuyendo hasta desembocar en ceguera si no se tratan.

El único tratamiento curativo es la cirugía. Salvo que el examen preoperatorio diga lo contrario, está indicada en todos los casos en que el proceso interfiera en las actividades habituales del paciente. Actualmente, se trata de un procedimiento rápido y seguro, que permite recuperar la visión en la gran mayoría de los casos.

Una vez detectados los síntomas debemos descartar problemas en otras partes del ojo que puedan ser la causa de la pérdida de visión. También debemos determinar el grado de evolución de las cataratas si existieran. Para ello realizaremos una serie de pruebas que puede incluir:
– Examen con oftalmoscopio.
– Ecografía ocular.
– Revisión de la presión ocular con tonómetro.
– Examen con lámpara de hendidura.
– Revisión de reflejos pupilares..

En las imágenes, Braulio soporta pacientemente el examen con tonómetro y lámpara de hendidura.

Además de la pérdida de visión, en los casos más severos, las cataratas pueden desembocar en situaciones graves. Poco a poco se producen alteraciones en las estructuras del ojo, como inflamación intraocular (uveitis facolítica), desplazamiento del cristalino, desprendimiento de retina y glaucoma.

En estos casos, la cirugía se convierte en imprescindible, ya que se ve afectada más que la vista.

 

 

Volver arriba